Siguenos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PERRO DE AGUA ESPAÑOL ADCAN

 

Cria de Perro de Agua Español

      

En ADCAN, nos lo tomamos muy en serio. Criamos bajo ética profesional perros funcionales y que trabajan, donde lo primero es el carácter y los instintos, preservando el origen del "verdadero carácter" del Perro de Agua Español.

 

 

 

En ADCAN no solo nos dedicamos al trabajo con perros, criamos una raza de perro español con un potencial impresionante, “el Perro de Agua Español”. Sabemos muy bien lo que hacemos y que tipo de raza tenemos en nuestras manos, “una raza de trabajo”, no solo para exponerla en un concurso de belleza, por lo tanto, en ADCAN, damos prioridad a ciertos criterios; el carácter e instintos tiene prioridad, ante la morfología, esto no significa que descuidemos la morfologia, en absoluto, también para nosotros tiene suma importancia, pero simplemente, valoramos mas un tipo de perro, muy equilibrado, fuerte físicamente, siempre dispuesto a trabajar, incansable, alegre, despierto, inteligente,  y además muy cariñoso, ‘asi se define el verdadero carácter de esta raza, punto’ , lo demás esta fuera de contexto. Estos criterios y cualidades por desgracia no siempre se tiene en cuenta a la hora de la cria y se da prioridad a la morfología (por los concursos y exposiciones) sin tener en cuenta para que esta hecha esta raza, el carácter e instintos, pasan a un segundo plano, haciéndole un flaco favor a esta impresionante raza, El Perro de Agua Español, proliferando perros con mucha morfolgia, pero tambien transmitiendo geneticamente problemas de conductas y carácter, perros con timidez, agresividad, sin isntintos, o sin esa alegría y energía imparable típica de la raza, etc.

 

 

El entorno

Nuestros perros son criados en plena montaña leonesa a una altitud de mas de 1.000 m, con un clima duro, bajas temperaturas y mucha nieve durante los inviernos, montañas verticales, con densa vegetación, dos pantanos con agua muy fría y estimulación olfativa continua. Si no fuera suficiente, parte del entrenamientos de los perros de ADCAN, consiste en entrenamientos prácticamente a diario de al menos 1 hora de carrera por montaña, mas sus ejercicios de adiestramiento. Esto se traduce en perros muy fuertes, muy equilibrados, incansables, con mucho instinto, resistencia física excelente, siempre predispuestos al trabajo, pero a la vez cariñosos, afectivos, dulces y atentos con el guía o su dueño.

Pero en ADCAN también criamos perros bonitos y con buena morfología. Unir carácter y morfología es difícil, pero no imposible.

En ADCAN, solo sacamos 1/2 camadas anuales, muy meditadas y estudiadas, con una dedicación exclusiva, muchas horas de trabajo, esfuerzo y con unos resultados excelentes!!
Nuestros cachorritos, TODOS”, nacen y crecen hasta los dos meses dentro de nuestra casa, en nuestro saloncito. Antes de los dos meses de edad, nunca sale ningún cachorro de nuestra casa. Los motivos son muy, muy importantes; un correcto imprinting con la especie humana, es decir, que la primera imagen y asociación con las personas, coincida en esta breve etapa y sea positiva, este  imprinting/asociación con las personas, se creará de por vida. Estan continuamente interactuando, siendo manipulados y en contacto desde que nacen, con nosotros, diferentes personas y niños, siempre sabiendo lo que se hace. Teniendo como resultado perros mucho más sociales y habituados al manejo e interactuación con el hombre.
Durante los dos meses de cría en casa, trabajamos con los cachorros sobre la estimulación temprana, motivaciones y socialización ante diferentes estímulos (visuales, auditivos, olfativos, corporales y mentales), mucho, mucho trabajo en muy poco tiempo ..Sin esta dedicación del criador y la falta de socialización del cachorro por parte del futuro dueño, el carácter y conductas del futuro perro adulto, seguro que tendrá muchos parches que poner.
Es un trabajo duro pero con excelentes resultados. Perros muy sociales con el hombre, con motivación y mucha iniciativa a la hora de resolver problemas con el trabajo a desempeñar, pues lo han aprendido desde muy pequeñitos.