Siguenos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Perros de Terapia Asistida ADCAN

 

 Terapias Asistidas

FUNDAMENTACION DE LAS TERAPIAS ASISTIDAS CON ANIMALES,  (T.A.A)
La terapia asistida con animales T.A.A, es una intervención terapéutica, normalmente, formada por un equipo multidisciplinar de profesionales de diversos campos y especialidades y dentro del equipo esta integrando un animal como cooterapeuta y parte inherente del proceso. Las intervenciones han de ser definidas y planificadas previamente a cada sesión, generalmente por un grupo multidisciplinar con metas y objetivos específicos en un marco de tiempo, donde los resultados, son documentados, registrados y analizados, para su posterior evaluación con fines sanitarios y de investigación. Van destinados a la mejora de salud física, psicológica, emocional, social y por lo tanto la mejora de calidad de vida del usuario. 
Los perros de ADCAN cumplen unos criterios rigurosos y específicos de selección, socialización, adiestramiento específico y sanitarios. Son parte integra del proceso y de los objetivos preestablecidos del tratamiento y su finalidad.

Las terapias:
ESTÁN PREDESTINADAS: A rentabilizar, mejorar y potenciar los recursos económicos de los centros y el trabajo del técnico profesional que dirige la sesión, no para sustituir la labor profesional del técnico, terapeuta, psicólogo, psiquiatra, etc. ADCAN se desplaza con sus perros a diferentes centros:

Centros y asociaciones de discapacitados.

Centros de Día.

Hospitales.

Asilos.

Colegios de educación especial.

Centros de menores

Etc..

 

ESTÁN  DESTINADAS: Para promover y potenciar una mejora  a nivel funcional, psíquico, cognitivo, emocional, físico y social, de una manera muy sutil. El animal consigue eliminar la tensión o monotonía de una terapia tradicional, retener la atención y concentración del paciente, con una motivación extra, la de un ser vivo, que se mueve, es impredecible “a ojos del paciente”, curioso, cálido, gracioso y que estimula de una forma natural e innata la percepción sensorial, las emociones, etc.
En la interacción animal/paciente, se establecen mecanismos de comunicación no verbal, con la consecuente estimulación mental y percepción sensorial. El simple hecho de acariciar al animal provoca un estado de paz y tranquilidad en las personas, creando un ritmo normal en el corazón, regulando la presión arterial, relajando el sistema nervioso y muscoesqueletico.
Otro efecto beneficioso de las T.A.A es la compañía, mitiga la sensación de soledad. El estado de ánimo de las personas aumenta y mejora, al sentir su cariño y ver trucos divertidos y curiosos que realiza el perro, provocando, en ocasiones la risa.
El hecho de estar pendientes del animal y de su “adiestramiento” también colabora en la sensación de no sentirse inútiles. Pasan, de ser cuidados, a ser cuidadores y “profesores”.
Cada sesión es diferente y dibertida, aunque se trabaje sobre los mismos objetivos.
Campos de intervención de las T.A.A
Los campos de intervención y aplicaciónes de las T.A.A como apoyo a profesionales del mundo de la salud física, mental, emocional y social de las personas, es indeterminado, dado el gran pontencial y posibilidades de aplicacion, solo limitado, por el planteamiento y dudas de puesta en marcha de un proyecto debido al desconocimiento de sus posibilidades de intervención.

 Enfermedades mentales.

 Paralisis cerebral.

Alzheimer.

Diferentes discapacidades psíquicas

Geriatria.

Victimas de violencia de genero.

Programas en centros penitenciarios

Traumas de accidentes.

Recuperaciones psicológicas y emocionales.

Etc.