Dibujos animados para imprimir

Ver más

Mickey, la Pantera Rosa o Peanuts, los personajes de los dibujos animados son queridos por todos. Rojos, verdes o amarillos, los artistas contemporáneos adoran esos collages de colores vivos y atrevidos. Como Roy Lichtenstein, los dibujos animados vuelven a estar de moda. El humor y el autodesprecio permiten criticar la sociedad de consumo y los dictados que de ella se derivan. Al reapropiarse de los héroes de la cultura popular o de la televisión, los artistas crean obras socialmente comprometidas. Dibujados o pegados, los personajes de famosos dibujos animados como Garfield se codean con Frida Kahlo. Descubra nuestras obras de arte de dibujos animados.

Piolín

Hola, gracias por visitarnos. Actualmente, Charlie’s Cartoons no acepta encargos. Acabamos de dejar los lápices por unos meses mientras reestructuramos el equipo y el sitio web. Gracias por su comprensión y esperamos volver a verle pronto.
Los regalos de caricaturas dibujadas a mano nunca dejan de deleitar y sorprender. Las caricaturas, como las caricaturas familiares, las caricaturas de grupos especiales y las caricaturas de bodas, siempre destacarán entre los regalos más mundanos.
Las caricaturas tienen una larga historia y son conocidas y queridas en todo el mundo. Aunque tanto las caricaturas individuales como las de grupo se han utilizado a veces de forma cruel y vengativa -sobre todo cuando se trata de la realeza y los políticos-, la habilidad del caricaturista es igualmente conocida por captar con afecto la esencia de una persona.
Muchas personas pueden albergar en secreto un auténtico deseo de ser capturadas por el arte del caricaturista de esta manera. Quienes regalan caricaturas de bodas, caricaturas familiares u otras caricaturas de grupo, siempre encontrarán que el destinatario se siente realmente halagado.

Winnie-the…

El uso de dibujos animados en proyectos profesionales/comerciales impresos o digitales está aumentando exponencialmente. Los dibujos animados pueden atraer y entretener, por no hablar de hacer una declaración con respecto a su proyecto específico. Me especializo en dibujos animados creados a medida, tanto en formato de panel único como de tira cómica. Cualquier pregunta relacionada con posibles proyectos de caricatura es bienvenida.
Encontrar caricaturas sobre un tema específico es sencillo. Sólo tienes que elegir la(s) caricatura(s) que buscas y pagar mediante un proceso sencillo y obtener un archivo de imagen de alta resolución y una factura en tu correo electrónico después de pagar. También se ofrecen caricaturas personalizadas, incluyendo una caricatura web de actualización automática diaria.
Funny Cartoons For The Entire Family es una colección de Ebooks que muestra 194 de mis caricaturas favoritas. La mayoría son a todo color y el libro muestra dos caricaturas por página. Usted obtiene una variedad de caricaturas humorísticas de un solo panel y la colección también actúa como una cartera adicional que muestra mi trabajo.
Recibir ToonBlog por correo electrónico La suscripción a ToonBlog te avisa de los nuevos dibujos animados que se añaden al sitio y avisa a los suscriptores de cualquier nuevo proyecto o noticia relacionada con los dibujos animados, información o pensamientos que pueda tener en relación con el mundo de los dibujos animados.

Minnie mouse

Un dibujo animado es un tipo de ilustración que suele estar dibujada, a veces animada, con un estilo poco realista o semirealista. El significado específico ha evolucionado con el tiempo, pero el uso moderno suele referirse a: una imagen o serie de imágenes destinadas a la sátira, la caricatura o el humor; o una película que se basa en una secuencia de ilustraciones para su animación. A quien crea caricaturas en el primer sentido se le llama dibujante,[1] y en el segundo sentido se le suele llamar animador.
El concepto se originó en la Edad Media y describía por primera vez un dibujo preparatorio para una obra de arte, como una pintura, un fresco, un tapiz o una vidriera. En el siglo XIX, a partir de la revista Punch en 1843, el término caricatura pasó a referirse -al principio irónicamente- a las ilustraciones humorísticas de revistas y periódicos. Luego se utilizó también para las caricaturas políticas y las tiras cómicas. Cuando el medio se desarrolló, a principios del siglo XX, empezó a referirse a las películas de animación que se parecían a las caricaturas impresas[2].