Tipos de dolores de cabeza peligrosos

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza son muy comunes y se producen por multitud de razones. La mayoría de las veces son inofensivos. Muchos dolores de cabeza son relativamente suaves y se disipan rápidamente. El estrés puede provocar una cefalea tensional. Mirar fijamente una pantalla durante demasiado tiempo puede provocar un dolor de cabeza. No beber suficiente agua puede provocar dolor de cabeza. Con tantas razones normales por las que puede producirse un dolor de cabeza, es posible que no nos demos cuenta de que puede ser grave. El dolor de cabeza a veces puede ser un indicador de algo más mortal. El Dr. Yashar es un neurocirujano de primera línea en Los Ángeles que puede ayudarle a discernir la diferencia entre un dolor de cabeza normal y un dolor de cabeza potencialmente peligroso. ¿Pueden los dolores de cabeza ser mortales?
El primer tipo es un dolor de cabeza primario. Este es el tipo de dolor de cabeza que es la condición y el síntoma. El dolor de cabeza no está causado por una fuerza exterior y se debe a la sensibilidad al dolor en el cerebro. Es una condición independiente, y la forma más conocida de una cefalea primaria es la migraña. Las migrañas crónicas no son un indicador de una afección más grave porque la migraña es la afección.

Dolor de cabeza covid

Afortunadamente, los tipos más comunes de cefaleas son las cefaleas tensionales, las cervicogénicas y las migrañas.    Estos dolores de cabeza desaparecen o pueden controlarse con éxito con el tratamiento adecuado y cambios en la dieta y el estilo de vida. Conozca más sobre estas cefaleas en nuestro blog:
Estas cefaleas se denominan «truenos» y suelen alcanzar su máxima intensidad en 60 segundos. El dolor puede mejorar al cabo de una hora, pero pueden ser muy peligrosos. Suelen estar causados por una hemorragia cerebral que puede producirse tras un aneurisma, un accidente cerebrovascular u otra lesión.    Otros síntomas asociados a estas cefaleas son náuseas, vómitos y confusión mental.
Un dolor de cabeza que sigue a un traumatismo craneal puede indicar una lesión cerebral como una conmoción o una hemorragia. En algunos casos, el dolor de cabeza comienza días después de la lesión. Es especialmente preocupante si el dolor de cabeza sigue empeorando después de la lesión.
Recuerde que incluso una pequeña caída o un golpe en la cabeza puede provocar una hemorragia cerebral potencialmente mortal. Otros síntomas de las lesiones cerebrales pueden ser la pérdida de conciencia, los vómitos y la debilidad, la pérdida de memoria, el deterioro de la visión y el cambio de estado mental.

Cuándo hay que preocuparse por un dolor de cabeza

El dolor de cabeza es el síntoma de dolor en la cara, la cabeza o el cuello. Puede presentarse como migraña, cefalea tensional o cefalea en racimos. Existe un mayor riesgo de depresión en las personas con dolores de cabeza graves[1].
Las cefaleas pueden producirse como resultado de muchas afecciones. Existen varios sistemas de clasificación de las cefaleas. El más reconocido es el de la Sociedad Internacional de Cefaleas. Las causas de los dolores de cabeza pueden ser la deshidratación, la fatiga, la falta de sueño, el estrés, los efectos de los medicamentos y las drogas recreativas, incluida la abstinencia, las infecciones víricas, los ruidos fuertes, los resfriados comunes, los traumatismos craneales, la ingesta rápida de un alimento o bebida muy fría y los problemas dentales o sinusales (como la sinusitis)[2].
Alrededor de la mitad de los adultos sufren un dolor de cabeza en un año determinado[1] Las cefaleas tensionales son las más comunes, ya que afectan a unos 1.600 millones de personas (21,8% de la población), seguidas de las migrañas, que afectan a unos 848 millones (11,7%)[3].
Hay más de 200 tipos de dolores de cabeza. Algunos son inofensivos y otros ponen en peligro la vida. La descripción de la cefalea y los hallazgos en la exploración neurológica determinan si se necesitan pruebas adicionales y cuál es el mejor tratamiento[4].

Cefalea en racimos

Casi todo el mundo ha tenido dolor de cabeza, y la mayoría de nosotros lo hemos tenido muchas veces. Un dolor de cabeza leve es poco más que una molestia que se alivia con un analgésico de venta libre, algo de comida o café, o un breve descanso. Pero si el dolor de cabeza es intenso o inusual, puede preocuparse por un derrame cerebral, un tumor o un coágulo de sangre. Afortunadamente, estos problemas son poco frecuentes. Aun así, debe saber cuándo un dolor de cabeza necesita atención urgente y cómo controlar la gran mayoría de los dolores de cabeza que no son una amenaza para su salud.
Los médicos no comprenden del todo las causas de la mayoría de los dolores de cabeza. Sí saben que el tejido cerebral y el cráneo nunca son responsables, ya que no tienen nervios que registren el dolor. Pero los vasos sanguíneos de la cabeza y el cuello pueden señalar el dolor, al igual que los tejidos que rodean el cerebro y algunos nervios importantes que se originan en él. El cuero cabelludo, los senos paranasales, los dientes y los músculos y articulaciones del cuello también pueden causar dolor de cabeza.
Puedes ocuparte de muchos tipos de dolores de cabeza por ti mismo, y tu médico puede darte medicamentos para controlar la mayoría de los dolores de cabeza más fuertes. Pero algunos dolores de cabeza requieren atención médica inmediata. He aquí algunas señales de advertencia para saber cuándo debes preocuparte por los dolores de cabeza: