México

El derecho de la nacionalidad española se refiere a todas las leyes de España relativas a la nacionalidad. El artículo 11 del Título Primero de la Constitución Española se refiere a la nacionalidad española y establece que una ley propia regulará su adquisición y pérdida[1] Esta ley propia es el Código Civil español. La nacionalidad española se adquiere, en general, por el principio de ius sanguinis (ascendencia), con una disposición adicional limitada para su adquisición por ius soli (lugar de nacimiento).
Tradicionalmente, las consideraciones sobre la nacionalidad española habían sido reguladas (sucesivamente) por artículos constitucionales: el artículo 5º de la Constitución de Cádiz de 1812, el artículo 1º de la Constitución de 1837, el artículo 1º de la Constitución de 1845, el artículo 2º de la Constitución no promulgada de 1856, el artículo 1º de la Constitución de 1869 y el artículo 1º de la Constitución de 1876[2].
El texto original del Código Civil de 1889 fue modificado parcial o totalmente por los artículos 23º y 24º de la Constitución de 1931 (que abrió una vía para explorar acuerdos de doble nacionalidad con países iberoamericanos), y las leyes de 1954, 1975, 1982, 1990 y 2002[4].

Ciudadanía española por descendencia

Como sabrás, hay varias formas de obtener la nacionalidad española. Por origen, por naturalización, por residencia, por opción… Desde luego tener el pasaporte español es una opción ideal para ti: empezar a vivir en España puede ser una de las mejores decisiones que puedas tomar. Además, te permite viajar libremente por toda Europa.  Pero lo más probable es que, hasta ahora, no hayas podido optar a él. La ley era demasiado estricta para tu caso.  Sin embargo, está a punto de entrar en vigor una nueva ley que puede incluir una nueva vía adicional. Una nueva vía que puede ayudarte de verdad.  Y eso es lo que vamos a tratar hoy: La ciudadanía por descendencia para nietos y bisnietos.  ¿Está usted preparado?
Cuando se habla de obtener la Ciudadanía Española por descendencia, las personas estaban un poco limitadas.  Porque sí, aquellos que nacieran de madre o padre español podían obtenerla directamente. Sin duda alguna.  Más aún, había situaciones adicionales, como los hijos adoptivos menores de 18 años; o los nacidos en España de padres extranjeros si uno de ellos también había nacido en el territorio español.  Y eso es lo que constituye la Ciudadanía por origen.  Pero, ¿qué ocurre con sus descendientes? Se quedaron fuera.  Pero pronto podremos ampliar los familiares con derecho a la Ciudadanía por descendencia. Y eso será gracias a la aplicación de una nueva ley.    ¿Tiene alguna duda? Pregunte cualquier cosa a nuestros abogados aquí y obtenga una respuesta instantánea:

  Donde esta la casa de papa noel

Ver más

Si quieres convertirte en ciudadano español y obtener el pasaporte en el país, sigue leyendo. En este artículo vamos a resolver todas tus dudas sobre la nacionalidad española. Repasaremos las 4 opciones que tienes para obtenerla, los documentos y requisitos para cada una, y el proceso de solicitud. ¡Incluyendo un útil consejo para conseguirla en la mitad de tiempo! Así que prepárate para aprender cómo conseguir la nacionalidad española.
La nacionalidad española es un derecho que puedes obtener y que te permite vivir indefinidamente en España; al mismo tiempo que te otorga ciertos beneficios, como el derecho a votar o a circular y trabajar libremente dentro de la UE.
La forma más habitual de adquirir la nacionalidad española es por derecho de nacimiento. Siempre que hayas nacido en España y tus padres sean españoles, te conviertes directamente en un nacional del territorio español.
La nacionalidad española se regula a través de uno de los documentos más básicos del país, el Código Civil, publicado en 1889. Sin embargo, las autoridades han implementado varias modificaciones (las estudiaremos en un segundo momento) que afectan a la forma en que puedes obtener la nacionalidad. Son, por ejemplo, las que vienen especificadas en el Real Decreto 1004/2005.

  Esta julen en el pozo

Ciudadanía española para américa latina

El derecho de la nacionalidad española se refiere a todas las leyes de España relativas a la nacionalidad. El artículo 11 del Título Primero de la Constitución Española se refiere a la nacionalidad española y establece que una ley propia regulará su adquisición y pérdida[1] Esta ley propia es el Código Civil español. La nacionalidad española se adquiere, en general, por el principio de ius sanguinis (ascendencia), con una disposición adicional limitada para su adquisición por ius soli (lugar de nacimiento).
Tradicionalmente, las consideraciones sobre la nacionalidad española habían sido reguladas (sucesivamente) por artículos constitucionales: el artículo 5º de la Constitución de Cádiz de 1812, el artículo 1º de la Constitución de 1837, el artículo 1º de la Constitución de 1845, el artículo 2º de la Constitución no promulgada de 1856, el artículo 1º de la Constitución de 1869 y el artículo 1º de la Constitución de 1876[2].
El texto original del Código Civil de 1889 fue modificado parcial o totalmente por los artículos 23º y 24º de la Constitución de 1931 (que abrió una vía para explorar acuerdos de doble nacionalidad con países iberoamericanos), y las leyes de 1954, 1975, 1982, 1990 y 2002[4].

  Ermita de la antigua