Sitios para visitar en cordoba

El tiempo en córdoba

Hace mil años Córdoba (España) era la ciudad más grande del mundo, con una población tres veces superior a la actual, 320.000 habitantes. Era la capital del Califato de Córdoba, que durante varios cientos de años controló gran parte de la Península Ibérica. El califato omeya desapareció hace tiempo, pero su herencia es visible en todo el centro histórico, representado sobre todo por la fascinante Mezquita-Catedral.
Asegúrese de llevar un calzado cómodo, ya que no podrá resistirse a pasear por las laberínticas calles empedradas del barrio judío o por las enigmáticas ruinas de la Medina Azahara, a las afueras de la ciudad.
Como puede ver, hay mucho que descubrir. Sólo los jardines se extienden por 55.000 metros cuadrados y fueron alimentados originalmente por la gran noria de la Albolafia que ayudaba a canalizar el agua del río Guadalquivir.
Será muy fácil perderse aquí, ¡en el buen sentido! Córdoba tiene uno de los cascos antiguos más grandes de Europa, protegido por la UNESCO. Esta ciudad es famosa por sus patios, grandes patios interiores que ofrecían la sombra necesaria a los romanos y luego a los moros.

Mezquita de córdoba

Córdoba es una de las atracciones turísticas únicas de España que tiene que ver en su vida. Una ciudad tan llena de historia, arquitectura y monumentos construidos para durar debería estar en su itinerario cuando visite Andalucía. El ambiente es relajado y a la vuelta de cada esquina se puede encontrar buena y auténtica comida española. Siga leyendo para descubrir 7 cosas estupendas que hacer en Córdoba.
Córdoba, en España, comenzó como un asentamiento romano en el siglo III antes de Cristo. Después de los romanos, siguieron los cristianos, y luego los gobernantes musulmanes la conquistaron antes de que los cristianos la recuperaran. En un momento dado fue la mayor ciudad de Europa occidental. Córdoba tenía fama de ser la «ciudad de las tres culturas», en la que convivían pacíficamente musulmanes, judíos y cristianos.
Hoy, como ciudad moderna, hay muchas cosas que ver y hacer en Córdoba. Alberga varias piezas magníficas de arquitectura árabe, ruinas romanas, hermosos patios y estrechas callejuelas en la parte medieval de la ciudad. Además, la parte moderna al norte del centro histórico tiene un ambiente más local.

Lugares que visitar en granada

Córdoba vive a la sombra de su pasado monumental. Durante el siglo X, fue la mayor capital de Europa, superando a París y Roma en sus logros académicos, arquitectónicos y artísticos. Esta fascinante ciudad andaluza sigue siendo una especie de Meca occidental por la Mezquita, catalogada por la UNESCO, que es uno de los edificios islámicos más espléndidos de Europa.
Otro aspecto atractivo de Córdoba es su casco antiguo, con su característico ambiente morisco y su histórica judería. La Judería es un encantador laberinto de calles estrechas y sinuosas, plazas tranquilas y casas encaladas con patios decorados con flores de colores.
Córdoba también es conocida por su artesanía y su gastronomía. Los visitantes deben probar las especialidades locales, como la Naranja con Aceite y Bacalao; el Salmorejo (sopa de tomate fresca, como el gazpacho pero más abundante); y el Pastel Cordobés, un pastel de influencia árabe relleno de crema con cítricos.

Córdoba, argentina

La parte más antigua de la ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La espectacular Mezquita-Catedral es sin duda la atracción estrella. La Gran Mezquita de Córdoba está considerada como el monumento islámico más importante de Occidente. El tranquilo y apacible Patio de los Naranjos da paso a un enorme bosque de columnas en el interior de la estructura, con arcos, mármoles de colores y una magnífica ornamentación. La catedral también se encuentra dentro del edificio, y presenta una impresionante combinación de estilos gótico, renacentista y barroco. En un paseo por el casco histórico hay otros muchos lugares que ver, como el Alcázar de los Reyes Cristianos y sus hermosos jardines, las callejuelas de la judería, la sinagoga y sus yeserías, el Palacio de Viana, la posada del Potro, el convento de la Merced, la Torre de la Calahorra y el puente y templo romanos. En el camino también se encontrará con varios rincones con encanto como la calleja de las Flores o la plaza de la Corredera.